7 preguntas para analizar antes de comprar nuevo departamento

¿Comprar un nuevo departamento está entre tus planes? ¡Felicidades, vas a dar un gran paso para aumentar tu patrimonio! Las inversiones inmobiliarias dejan un retorno y beneficio muy provechoso, siempre que sepas tomar las decisiones correctas. Recuerda que lo principal es que te enfoques en la plusvalía, si esta es elevada, vale la pena invertir.

 

Además de la plusvalía, hay otros factores que debes analizar para saber si estás tomando la decisión más acertada con ese nuevo departamento que quieres comprar. Para ayudarte en este proceso, desde Marhnos Hábitat preparamos una lista de preguntas que te ayudarán a tomar la mejor decisión en tu próxima inversión inmobiliaria ¡Acompáñanos!

 

 

7 interrogantes a estudiar antes de comprar un nuevo depa

 

Responder de manera honesta a estas interrogantes te brindará más serenidad y confianza para escoger el mejor departamento, sea para convertirlo en tu nuevo hogar o para invertir en un negocio. Toma pluma y papel para que apuntes estos ítems, y tómate un tiempo para responder con calma y con total sinceridad:

 

 

#1 ¿Cuál es tu presupuesto?

 

El mercado inmobiliario está copado por una extensa y variada oferta en propiedades. Sin embargo, en términos monetarios ¿Cuál te puedes permitir? Es muy importante que definas con anticipación cuál es el presupuesto que vas a destinar para la compra de tu nuevo departamento. Y, es más relevante aún que seas muy sincero con tus finanzas.

De nada te sirve dejar todos tus ahorros en un departamento lujoso que no podrás mantener. Por eso, es necesario que evalúes tus finanzas actuales y futuras. Es decir, de cuánto dispones ahora y de qué forma vas a recuperar tu capital.

 

Recuerda que, si solicitas un crédito hipotecario para costear la propiedad inmobiliaria, estás adquiriendo también un compromiso financiero con una entidad bancaria. De modo que tendrás que cubrir cuotas e intereses. Así que evalúa tus finanzas y tus posibilidades verdaderas, y define el presupuesto real que tienes para comprar tu nuevo departamento.

 

 

#2 ¿Qué tipo de depa necesitas?

 

Retomemos el ejemplo del departamento lujoso: ¿Realmente necesitas este tipo de inmueble? Aunque es un ensueño vivir en un depa rodeado de lujos, debes preguntarte si es lo que necesitas en este momento de tu vida personal y/o profesional.

Y sí, dar relevancia a los gustos también es importante, pero no sobreponerlos a las necesidades reales. Por eso, debes analizar qué es lo que necesitas realmente y, en base a ello, determinar el tipo de departamento que más te conviene.

 

Por ejemplo, un depa con una habitación (porque eres soltero) y estancias versátiles donde puedas disfrutar con amigos, pero trabajar en casa. Además, que tenga acceso a los canales de transporte público (porque no tienes coche) y cuente con los servicios en buen estado.

 

 

#3 ¿Está ubicado en una zona segura?

 

Supongamos que ya escogiste algunas opciones de departamentos tomando en cuenta los dos puntos anteriores, ahora pregúntate: ¿Estaré seguro caminando por las calles próximas? Sea que vayas a vivir en él o que vayas a comprarlo para sacarle provecho rentándolo o vendiéndolo, la ubicación es importante.

 

Anímate a preguntar a la comunidad de vecinos, a personas que estén próximas al complejo residencial donde vas a comprar el depa, mira por ti mismo la zona y saca tus propias conclusiones. Tu integridad es importante y debes velar por ella.

 

 

#4 ¿Es una edificación segura?

 

Cuando un departamento está siendo vendido por un precio muy bajo, en comparación a opciones similares en el mercado, algo no está bien. Por más que la constructora o desarrolladora repita que el inmueble está en “perfectas condiciones”, no lo creas a la primera. Debes comprobar por ti mismo que realmente se pueda habitar de inmediato.

 

Para esto, puedes solicitar la colaboración de un arquitecto. Él puede hacer una revisión profunda para determinar la calidad de la construcción y del espacio. En base a la seguridad estructural del depa, decide si es la opción que estabas buscando o no.

 

 

#5 ¿Qué beneficios tendrás en este complejo residencial?

 

Más allá de vivir en un departamento con una óptima seguridad estructural y ubicado en una zona estratégica, investiga cuáles son los beneficios que la constructora o desarrolladora tiene para ofrecerte. Pídeles motivos reales de porqué deberías comprarles un nuevo departamento, y no irte con la competencia.

 

Es necesario que te determines un tiempo prudente para conocer y comparar la oferta del mercado, considerando precios, espacios, facilidades de pago, garantías, entre otros detalles. La idea es que escojas un buen lugar para vivir, pero que también tengas otros beneficios inherentes al proyecto de construcción.

 

 

#6 ¿Cuándo puedes disponer del departamento?

 

Si compraste un departamento en preventa, es importante que conozcas más detalles de las fechas de las obras, tanto inicio como fin. Si tienes un apuro por mudarte, no puedes comprar un depa del que podrás disponer dentro de un año, como tiempo mínimo.

No dejes que la emoción te gane, pregunta a la desarrolladora del proyecto por la fecha de entrega de la propiedad, antes de cerrar el convenio. De este modo, podrás saber si se adapta con tus tiempos o necesitas buscar otro depa como alternativa.

 

 

#7 ¿Cómo financiarás el depa?

 

Suponiendo que ya te has enganchado de un depa ¿Cómo vas a financiarlo? Es decir, ¿Dispones del capital necesario? ¿Pedirás financiación externa? Si harás esto último, hay varios aspectos a considerar.

Y es que contratar un crédito hipotecario es una decisión a analizar. No solo por el compromiso que esto conlleva, como te lo mencionamos en líneas anteriores. Sino por los requisitos que las entidades bancarias solicitan.

 

Por ejemplo, contar con liquidez, mostrar recibos de honorario (profesionales independientes), y lo más importante, tener un buró de crédito positivo, y más. Lo que puedes hacer en este caso, es visitar varios bancos para evaluar sus requisitos.

 

 

Comprar un departamento, sin importar el uso que vayas a darle, es una decisión que debes analizar. No se trata de escoger la opción más atractiva, sino la más conveniente para ti.