Reduce gastos en energía aislando ventanas del calor

¿Tus facturas de energía no paran de crecer? Esta es una de las principales problemáticas que enfrentamos todos en nuestras casas, así que no te preocupes, no eres el único. Por mucho que tratemos, a veces resulta imposible poder controlar el uso energético que nuestras familias dan en casa ¿O no? Sin embargo, hay muchas soluciones para esto.

 

Puedes aminorar tus gastos en energía eléctrica si aíslas las ventanas del calor. Si bien es cierto que el ingreso de la luz natural aporta muchos beneficios a tu casa, en temporadas de mucho calor, esto solo se traduce a un mayor gasto energético.

Por eso, te preparamos esta nota con soluciones sencillas, pero efectivas, para proteger tu casa de las altas temperaturas que suelen propagarse por medio de las ventanas.

 

 

Aislar las ventanas del calor para reducir los gastos de energía

 

Las ventanas son el punto más débil de una casa cuando se trata de altas temperaturas. Si no cuentas con un sistema de refrigeración que te ayude a ser más eficiente energéticamente, es necesario que aísles tus ventanas para protegerlas de ese calor tan sofocante que llega con el verano. Para esto, apunta los siguientes consejos:

 

 

Instalar láminas de protección solar

 

Las láminas de protección solar, también reconocidas como lámina espejo – espía o vinilo de protección, cuentan con un revestimiento metálico por ambos lados. Lo que permite reflejar los rayos solares generando un efecto rebote.

De modo que este tipo de vinilo protege el interior de tu departamento del deslumbramiento, el color y la decoloración. Pues actúa como una barrera que rechaza la excesiva radiación solar. Así que al instalar las láminas de protección solar, evitas que tu depa se caliente en exceso si está expuesto a un alto reflejo solar.

 

 

Cambiar las ventanas

 

Una solución más compleja, pero efectiva, es cambiar las ventanas por otras que sean más eficientes energéticamente y, por tanto, que obstaculicen el ingreso del calor y la radiación solar. Para esto, puedes corroborar la etiqueta energética de las ventanas, así sabrás cuál es la mejor solución para tu departamento.

Este tipo de etiquetas exhiben una clasificación de invierno y una clasificación de verano, al igual que también poseen parámetros técnicos que definen cuánto calor pueden aislar. Respecto a la clasificación de verano, por lo general, hay 3 niveles de eficiencia: que va desde una estrella (menos eficiente) hasta tres estrellas (más eficientes).

Es importante que tengas en cuenta que el aluminio es un mal aislante y crea un puente térmico, lo que quiere decir que se propaga el calor dentro del inmueble. En el caso del PVC, es la mejor alternativa para proveer aislamiento térmico. Pues es un material que no crea puentes térmicos, es decir, no propaga las temperaturas por toda la propiedad.

 

 

Estores con tejido screen

 

El tejido screen es una fibra sintética compuesta por poliéster y fibra de vidrio o filamentos de PVC. Su función es tamizar la luz del sol creando, a su vez, una barrera que impide la propagación del calor. Una de las principales ventajas de este tipo de estores es que puedes seleccionar el elemento de apertura del tejido para tener más o menos transparencia.

De este modo, puedes aprovechar al máximo el ingreso de la luz natural, al mismo tiempo que proteges el interior de tu depa contra la radiación solar y el calor.

 

 

Toldos para terrazas

 

Los toldos son buenos aliados en caso que tu departamento esté orientado al sur o al oeste, pues el sol incidirá sobre las ventanas durante gran parte del día. Para saber cuál toldo escoger, debes considerar que el tejido no produzca un “efecto invernadero”. Es decir, que en lugar de mantener una temperatura estable en el inmueble, almacene el calor.

Por lo general, los toldos en colores más oscuros son los que mayor cantidad de calor almacenan. Así que trata de evitarlos, escoge un tono más suave.

 

 

Cortinas con aislante térmico

 

Las cortinas con forro térmico son capaces de aislar tanto el frío como el calor del exterior, manteniendo un ambiente interno fresco. Suelen contar con una tecnología que refleja, en promedio, entre el 80 al 90% de los rayos solares. Esto, supone una disminución de 7 grados centígrados en el interior del departamento.

Una de las principales ventajas del forro térmico es que se adapta de manera sencilla a cualquier tipo de cortina y se dispone a través de una cinta autoadherente. Eso sí, tiende a ser muy opaca, así que tendrás que resaltar la luminosidad interna en tu depa.

 

 

Ventanas con doble cristal

 

El doble acristalamiento será un buen aliado para mantener un óptimo confort térmico del departamento. También puede ayudarte de manera considerable el uso de vidrios que posean una mínima transmisión térmica y bajo factor solar. O bien, puedes instalar perfiles de ventana con rotura de puente térmica. De igual forma, asegúrate que las tiras de los cierres en las ventanas estén en buen estado, ya que suelen deteriorarse con el transcurrir del tiempo. Y, al despegarse o deteriorarse, la radiación solar comienza a ingresar al interior del depa.

 

 

Persianas con aislante térmico

 

Otra solución sencilla y rápida es instalar unas persianas preparadas para enfrentar las inclemencias meteorológicas. Lo que incluye las turbulencias del invierno y las inclementes temperaturas del verano. Así que tendrán utilidad en cualquier época del año.

Las persianas con aislante térmico tienen la capacidad de detener hasta el 95% del calor que proviene del exterior. Al cerrarlas, dejan el departamento completamente a oscuras, favoreciendo el mantenimiento de una temperatura idónea en los días más calurosos.

 

A diferencia de las cortinas, las persianas son más ligeras y pueden implantarse en cualquier lugar de tu departamento. Sin embargo, esto no quiere decir que no sean efectivas con un aislante término para proteger tu depa del calor y la radiación solar.

Con estos sencillos, pero efectivos consejos, podrás comenzar a aminorar de forma significativa tus facturas de energía eléctrica. Y, al mismo tiempo, crear estancias acogedoras.